Techo de gasto y Rompetechos ideológico