Las agencias tienen culpa, no toda la culpa