¿Por qué las calificadoras de riesgo no le bajan la nota a EEUU?