La estrategia de salida del euro, crucial para los griegos