Nueva inyección millonaria de dinero público al sistema financiero a costa de los impuestos, la deuda y los recortes de todos