El viejo ex canciller alemán dice que la Unión Europea carece de dirigentes de talla a la altura de la crisis