Comunicación Jibarizada, La - Cómo la tecnología ha cambiado nuestras mentes

Autoría: Pascual Serrano
ISBN: 9788499421926
Volver

Revolución tecnológica, predominio audiovisual, Internet, redes sociales, saturación informativa, obsesión por la inmediatez: tablets, smartphones, wifi , Twitter, Facebook, SMS, WhatsApp, Google, Power- Point. Los contenidos son instantáneos, sensacionalistas, emotivos, huecos. Esta obra pretende, sencillamente, advertir d e algunos peligros y explicar que está provocando en la ciudadanía la aceptación pasiva y sumisa de esta tecnología.

Mostrar información completa

DESCARGAR

Ediciones Península. Colección Atalaya.
Gracias a Boomerang.com puedes leer la introducción así como el índice.
Presentación de La Comunicación Jibarizada en la web de Pascual Serrano
Pascual Serrano en AsambleaDeMajaras.com

Video gracias a ATTAC España

Video gracias CIESPAL

El fragmento que resaltamos desde este espacio es el capítulo donde se trata la cuestión de las LISTAS ELECTORALES ABIERTAS: Ahora parece ser que lo 'verdaderamente' democrático es poder participar en unas primarias cuando, si reflexionasemos un poco, es un tema menor.
Como nos dice Pascual Serrano, cabe preguntarse quién posee el poder dentro de una 'Mediacracia', quién pone y quita al candidato, quién dice qué es lo que toca discutir o cuáles son las cualidades que debemos premiar o buscar para tal o cual puesto de responsabilidad. En una 'Mediacracia' quien ocupa esa posición son los media: R. Murdoch, Ted Turner, Berlusconi o 'el señor de LaSexta'. Todo aquello que se salga de los intereses del (mal llamado) cuarto poder simplemente no saldrá emitido a no ser que sea para ningunearlo o difamarlo. Nos veríamos en una realidad en la que una sociedad sin tiempo y con un espíritu crítico en gran medida muy mermado es conducida por estos grupos.

Sólo tenemos que ver un telediario o un programa de tertulia política con sus 'formadores de opinión' (que son los mismos en todos los canales, ya sean privados o públicos) para comprobar cómo esto es una máxima. Todos ellos te marcan los límites por los cuales puede moverse tú pensamiento para que pueda ser aceptado como de 'sentido común' o condenado por ir más allá de lo estrictamente marcado (en este último caso todo lo que no sea defender el 'libre mercado' está fuera de toda discursión y, por lo tanto, al margen de cualquier posibilidad política). Todo lo que no salga en la tele carece de posibilidades, no existe ni existirá.

Llegado aquí cabe preguntarse por esas listas abiertas que se piden de vez en cuando desde los sectores de la falsimedia y la política que conocemos como más 'progresistas': habría que recordar que para el Senado como para municipios de muy poca población se utiliza este método. Esto no impidió al señor Bárcenas ser Senador durante varias legislaturas: los votantes de la circunscripción a la que nos referimos pusieron la X libremente junto a este nombre tan sólo porque iba acompañado del logo del PP y, que yo sepa, el PP (así como otros) está todo el día de la televisión. Ciudadanos es un buen ejemplo también de que o sales por la tele o nadie te vota: C's sólo ha necesitado 4 meses en antena y toda la financiación necesaria para ir recogiendo el voto de 'centro' y del 'sentido común' promovido por las clases dominantes y publicada por los media.

La cuestión en Podemos es similar ¿a quién votaría el 'militante' en unas primarias? ¿A los que salen todos los días en la tele o a los que defendían la democracia interna y el poder de los Círculos? Votarán lo que les diga la tele.
Cuando el profesor Juan Carlos Monedero o Pablo Iglesias financiaban La Tuerka es porque admiten que esto no es una Democracia sino una Mediacracia, que o sales por la tele o no existes.

Creo que es un buen momento tras los resultados de las primarias en Podemos para leer este libro y reflexionar cómo podríamos ir limitando el poder de los media a favor de una Democracia de calidad.