Cómo llegó Al-Qaida a gobernar en Trípoli