Las familias con extrema pobreza han aumentado un 120% en la crisis