Los banqueros se preparan para violar a Grecia: los socialdemócratas votan por el suicidio nacional