Un fondo de inversiones británico es el gran 'ganador' de la guerra en Costa de Marfil