"Desmoralizar, aterrorizar y domesticar las revoluciones del mundo árabe es el gran objetivo de la intervención en Libia"