La mayor traición de Obama: su inminente rendición ante los archirricos y lo que eso significa para el resto