El Parlamento Europeo evita condenar a Marruecos en su resolución