AUN, TRAS GRAVES PROVOCACIONES DE MILITARISMO ESTADOUNIDENSE, REAJUSTE GEOESTRATEGICO MUNDIAL PROSIGUE SU MARCHA