Las empresas apenas pagan impuestos por sus beneficios