La banca gana 6.000 millones de euros con las ayudas públicas