El PSOE consolida el poder de los empresarios