Partido Popular, ¿el partido de los trabajadores?