Antes de arruinarse, la empresa de Díaz Ferrán donó a Esperanza Aguirre 246.000 euros