Los bienes mal adquiridos siempre rinden provecho (a Goldman Sachs)