El 'chavismo sin Chávez' vapulea a la oposición