Más de un tercio de los trabajadores apenas alcanza el salario mínimo