El dólar ya no es la moneda principal para el comercio de petróleo