El coste social del primer rescate 'blando'