Cuando el enemigo se hace Pueblo