Salirse del euro como alternativa: el caso de Argentina