Eje militarista acentúa presión sobre países débiles y tensiona fuertemente contra Rusia y China