La OTAN y EE.UU no han podido robar las reservas de oro de Libia