España, una nueva colonia en un mundo en quiebra